Accionar

Cómo algunas ya sabéis, trabajo con las lunas y mi ciclo desde hace mucho tiempo.
Me encanta aprender de él y por tanto, de mi misma.
Una de las últimas cosas que he aprendido en este último ciclo y medio que llevo, y ya no hablo a nivel teórico (porque eso es mucho más fácil), es a accionar. Pero a accionar de otra manera diferente a como sueles hacer y, joder, no os podéis imaginar los resultados y la alegría y satisfacción que da.

No ha sigo fácil, tras años de estudio e integración llegar hasta aquí. Y yo, ganadora de Oscar’s, Grammy’s en “meterse el cactus por el culo” y seguir en la rueda del Samsara, resulta que es todo mucho más fácil a como pensamos, leemos y escuchamos.
Es pararse y observarse (que si, que lo habrás leído millones de veces y más tras el auge que ha habido en los últimos años). Pero ya no es sólo eso, es una vez lo tienes, es accionar a como no sueles hacerlo. Y da nervios o miedo, y está bien y es normal, porque siempre que hay un cambio, reaccionamos así, porque tenemos que acomodarnos a lo que no sabemos aún qué va a ser.
Y esta acción diferente a cómo sueles hacer lo que haces, es romper patrones. Patrones de comportamiento tanto en el plano físico, como en el emocional y en el espiritual. Y esto, esto es jodidamente maravilloso.

Me alegra tanto poder haber llegado a donde me encuentro ahora mismo, estoy tan contenta conmigo misma, con lo que tengo y con lo que me rodea, que siento unas enormes ganas de compartirlo. Y con ello no significa que tenga mi vida tal y como siempre he soñado, pero resulta, que no me importa. Porque lo que si me importa, es cómo me tome los mensajes que recibo de mi alrededor. Eso sí que me es importante: saber que soy yo la que decido como tomarme lo externo. Y que soy yo la que decido hasta qué punto me quiero perturbar.
Quizá te sirva, quizá no. Pero compartir alegría es genial. Me encanta felicidarme por los demás (siento felicidad con la felicidad de las demás) pero hoy, hoy va por mi, joder. Qué nunca nos alegramos por nosotras mismas y es tan SUMAMENTE IMPORTANTE, que no puedo dejar de sonreír.

Al igual, soy consciente de varias cosas: la rueda de la vida sigue girando, los ciclos de la luna, como los míos propios también y esto significa que no voy a estar on fire como hasta ahora 🔥
Básicamente porque todo cambia en la vida, en la naturaleza, en el universo. Nada es estable y permanente y no lo digo sólo yo, lo dice la ciencia.
Quizá en un tiempo, puede que vuelva a repetir algún que otro patrón, puede que no me vea a mi misma con los ojos con los que me estoy viendo ahora, pero sé que solo tengo que recordarme este momento, este crecimiento y cambio mental del que me he percatado esta alegría que me nace del cor (que hippielongui suena ajajaja).
Así que te animo, de verdad, a que sea cual sea el camino que utilices o decidas utilizar y que te llene y sobre todo sirva, que te observes, y que cuando lo logres, intentes accionar ante eso que has observado.
A mí me ha servido mucho el trabajo con las lunas y con mi propio con ciclo, el Reiki, leer muchísimo (entre tantas otras cosas) y seguiré con ello de momento, pues si en otro momento la vida me trae algo nuevo y encuentro que me sirve también, os la compartiré, porque QUIZÁ A TI TAMBIÉN TE SIRVA.

💜
Shana



Esta web usa cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si sigues navegando das tu consentimiento para la aceptación de la Política de Cookies que puedes leer aquí.
ACEPTAR
Aviso de cookies

La Tienda de Shana0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0